Silvia Gutiérrez Prieto

Blog

Hablemos de suicidio: ¿Qué podemos hacer nosotros para prevenir el suicidio? (Parte 2)

Publicado el: 10/09/2020
Nombre imagen

- Parte 2 -

Sensibilizar y facilitar información sobre el suicidio de forma adecuada, y según unos principios y recomendaciones internacionalmente aceptados, ha demostrado ser una manera efectiva para la prevención de las conductas suicidas.

Cualquier persona es clave en la prevención del suicidio. Cada día podemos hacer mucho para prevenir los suicidios en nuestro entorno.

 

¿Podemos hacer algo para prevenirlo?

Afortunadamente, existen algunos indicios que nos pueden advertir de que una persona está pensando en el suicidio e intentar evitarlo. Hay que poner especial atención, especialmente durante los seis meses posteriores a una hospitalización psiquiátrica, si ha sufrido recientemente una pérdida importante, o bien si tiene problemas interpersonales como, por ejemplo, graves conflictos con su pareja.

¿Cuáles son las señales que deberían hacernos estar atentos?

  • Habla a cerca del suicidio, o dices cosas como que "desearía no haber nacido", "quisiera estar muerto", “Voy a suicidarme”, o cosas similares.
  • Ofrece señales como “No seré un problema por mucho tiempo más” o “si me pasa algo quiero que sepan que...”.
  • Comunica sentimientos de soledad y aislamiento
  • Manifiesta emociones contenidas de alejamiento y huida.
  • Expresa sentimientos de impotencia, aburrimiento inutilidad,
  • fracaso, pérdida de autoestima, desesperanza.
  • No responde a los elogios.
  • Tiene dificultades para comer o dormir.
  • Muestra cambios radicales en su comportamiento.
  • Se aleja de sus amigos y/o actividades sociales.
  • Pierde el interés en sus aficiones, sus estudios o su trabajo.
  • Regala sus posesiones más apreciadas.
  • Corre riesgos innecesarios.
  • Pierde el interés en su apariencia personal.
  • Aumenta el consumo de bebidas alcohólicas o de drogas.
  • Cierra asuntos, visita o llama a personas para despedirse.
  • Piensa que su sufrimiento es muy grande o ha durado tanto
  • que cree que ya no puede con él/ella.
  • Piensa constantemente en la muerte.
  • Tiene ideas definidas sobre cómo quitarse la vida.
  • Tiene dificultad para concentrarse.
  • Le da vueltas y más vueltas a problemas que parecen no
  • tener solución.
  • Aumentan las molestias físicas, frecuentemente asociadas a
  • conflictos emocionales.
  • Escucha voces que le instruyen a hacer algo peligroso.
  • Empeora un posible estado de depresión (tristeza profunda).

Por otra parte, hay algunos sentimientos que se dan en la mayoría de las personas que tienen pensamientos suicidas y que pueden servir de señales de alerta. A menudo estas personas se sienten incapaces de:

  • Superar el dolor.
  • Pensar claramente.
  • Tomar decisiones.
  • Ver alternativas.
  • Dormir, comer o trabajar.
  • Salir de la depresión.
  • Escapar de la tristeza.
  • Imaginar un futuro sin sufrimiento.
  • Valorarse a sí mismas.
  • Encontrar a alguien que les preste atención.
  • Controlar la situación.

Las señales de alerta mencionadas, se dan a menudo como parte de la vida diaria de cualquier persona, y no suponen necesariamente ninguna alarma, no obstante, estos indicios han de vigilarse detenidamente en los grupos de riesgo que se han citado.

 

¿Qué puedes hacer tu para prevenirlo?

Ninguna de estas señales las debemos de menospreciar, sino más bien tener en cuenta y acudir a un profesional especializado que ayude a reconducir la situación. Sin duda, los familiares, amigos, pareja y personas allegadas, ¡Nunca juzgar! Es más conveniente pedir ayuda o escuchar que hacer juicio crítico innecesario. El mejor recurso es preguntar a la persona por sus ideas, no dejarla sola y eliminar de su alcance elementos con los que pueda autolesionarse.

Insisto que, cualquier persona somos clave en la prevención del suicidio, podemos hacer mucho prevenirlo.

Si observas algunas o varias de estas señales, trata de hablar con la persona, ofrécele tu ayuda y anímala a pedir ayuda a profesionales. En España está operativo 24 horas y 7 días a la semana el Teléfono de la Esperanza (717 00 37 17) donde le podrán orientar. 

Si quieres compartir impresiones, consultar dudas o pedir ayuda psicológica, puedes contactar a través de nuestro teléfono, email o por medio de esta página web.

Compartir es prevenir.

  

Silvia Gutiérrez Psicología
Psicóloga Sanitaria y forense
Terapeuta EMDR
info@silviagutierrezpsicologia.com
655 027 164

MUNDOPSICOLOGOS

-

DOCTORALIA

-