Silvia Gutiérrez Prieto

Blog

El papel que juegan las redes sociales en nuestra realidad

Publicado el: 07/08/2020
Nombre imagen

  

¿Recuerdas como era nuestra vida antes de las redes sociales?

La comunicación la manteníamos a través del teléfono, cartas, conversaciones cara a cara, etc. También nos hacíamos fotos, las imprimíamos y las compartíamos a través de albumes de fotos o las colgábamos en nuestra casa. Hacíamos conocedores de nuestras experiencias de viaje compartiendo nuestras impresiones, fotos y videos del lugar. Y los likes los obteníamos por la valoración de quienes las veían, sus caras lo reflejaban y las expresiones se vivían en directo.

La sociedad evoluciona, la velocidad de nuestra vida se acelera y la inmediatez empieza a acomodarse en nuestra rutina. Las redes sociales incorporan en nuestra vida de una forma casi natural, hasta convertirse en un espacio en el que formamos y construimos relaciones, configuramos nuestra propia identidad, y nos expresamos y conocemos el mundo que nos rodea.

Pero, ¿hemos valorado suficientemente qué riesgos supone?

 

Hagamos un chequeo. Toma papel y boli y valora las siguientes afirmaciones y revisa cuántas forman parte de hábito diario.

- ¿Sientes la necesidad de mirar las redes sociales numerosas veces al día?

- ¿Lo primero que haces al levantarte es revisar las redes sociales?

- ¿Revisas con mucha frecuencia tus perfiles en redes para obtener con la mayor inmediatez un feedback positivo?

- ¿Te inquieta, te angustia, te molesta y/o te frustras si no consigues respuesta o notoriedad?

- ¿Das 'me gusta' compulsivamente a todas las publicaciones de tu muro?

- ¿Revisas los perfiles de los demás y haces comparaciones con tu vida (o te sobreviene el pensamiento de que su vida es mejor que la tuya)?

- ¿Sientes la necesidad de publicar y fotografiar todo lo que te sucede, incluso cuando estás con otras personas?

- ¿Sustituyes las conversaciones cara a cara con charlas a través de internet en las que se sientes más cómodo/a?

- ¿Sueles tomar preferencia por revisar las redes sociales mientras compartes un tiempo físico con amigos, familia, pareja, etc.?

- ¿Sueles dar uso a las redes sociales mientras trabajas, en reuniones o en llamadas de trabajo? ¿Sientes que tu atención y concentración ha disminuido y/o es más dispersa?

- ¿Tiendes a revisar las redes sociales mientras estás realizando otros hobbies, deportes, lectura, cine, excusión o cualquier otra actividad de diversión y entretenimiento?

- ¿Salir de casa sin tu teléfono es sinónimo de estrés y taquicardias (o si te mantienes 'en línea' en tu WhatsApp todo el día)?

- Cuando salta una notificación en tu móvil, ¿inmediatamente tiendes a revisarla o a responderla? ¿Sueles responderla al momento o revisas y suele olvidarte responder?

- ¿Has contabilizado alguna vez el tiempo que inviertes en las redes sociales diariamente?

- Por último, ¿Te habías planteado alguna vez estas cuestiones? ¿Has sido consciente de tu hábito y de la responsabilidad que eso supone para tu bienestar?

 

Re-aprender a conectarnos con la vida.

Si tus respuestas han sido la mayoría afirmativas o tu tendencia es que sea así, es momento de tomar acción. Te muestro varias alternativas que, individualmente o combinadas, resultan ser beneficiosas para recuperar tu vida personal.

 

1º Detox: Desconectando en 3, 2, 1,… OFF

Elige tu propio plan de desconexión y combínalo:

  1. Plan detox radical: 72 horas sin móvil (Aprovecha un fin de semana, una escapada, unas vacaciones)
  2. Plan detox planificado: 1 día a la semana sin contacto con el móvil
  3. Plan detox continuado: 3 horas al día sin contacto con el móvil
  • Elimina esa aplicación por un tiempo de descanso y evitar la saturación mental
  • Ponte obstáculos: Aleja el móvil para que no esté disponible
  • No es una articulación: Mantener el móvil en la mesa sin tener que llevártelo si tienes que moverte al baño, a la cocina, etc.
  • Evitar caídas: tanto tuyas como del móvil. Evitar llevar el móvil en la mano.
  • Apagar las notificaciones: Tanto de avisos como del sonido. Mantén el sonido de las llamadas activo en su caso o vibración. Reducirás la distracción inmediata.

 2º Consciencia, consistencia y compromiso

  • Tomar conciencia contigo mismo: Contabiliza el tiempo que permaneces conectado en las redes sociales.
  • Crear un propio sistema de reglas: Ponerse límites de uso de redes sociales junto con horarios pautados. Ej.: Si me levanto a las 8, ver las notificaciones a las 9 de la mañana y, por la noche, dejar la conexión a las 9 de la noche. Marcarme un plan de acción real.
  • Implementar con otra tarea o actividad necesaria, placentera o de distracción.
  • Comparte tu compromiso con el resto de personas. Infórmales de tus horas de llamadas, de descanso, de conexión, de estar con amigos, etc.
  • Igualmente revisa: Revisa qué falta en tu vida y qué estas pretendiendo llenar con ese tiempo. ¿Cuánto de bien me hace? ¿Es donde quiero disfrutar en este momento? ¿Me aporta en mi vida? ¿Esta rutina de conexión afecta a mi autoestima?

 3º Red social real

  • Priorizar vida social a redes social: Comparte tiempo de conexión real con tu entorno, desde un café, una tarde de paseo, hacer deporte con más personas, etc.
  • Buscar otras tareas, otros hobbies, otras ocupaciones que te conecten. Actividades manuales, creativas, de escritura, practica deporte, aprende idioma, haz aquello que quedó pendiente, descansa.
  • Las horas de necesidades básicas son sagradas: Prohibido el móvil en horas de descanso, horas de desayunos, comidas y cenas, en horas de compartir con otros. 

 

Practícalo, sentirás los beneficios.

Las redes sociales no son una necesidad. Tu bienestar emocional sí lo es. Así que pon el modo avión y conecta con tu realidad

 

Silvia Gutiérrez Psicología
Psicóloga Sanitaria y forense
Terapeuta EMDR
info@silviagutierrezpsicologia.com
655 027 164

 

 

MUNDOPSICOLOGOS

-

DOCTORALIA

-