EMDR

"El pasado no puede cambiarse ni borrarse, pero definitivamente es posible dejar de sufrir por él" - Jacques Roques

EMDR

Para muchos pacientes el EMDR resulta de mayor ayuda para sus problemas que otras terapias convencionales.

Se trata de un método que combina elementos teórico-clínicos de orientaciones tales como el psicoanálisis, cognitivo-conductual y otras. El EMDR se centra, por un lado, en comprender el efecto de las experiencias adversas y traumáticas que han provocado la patología manifiesta y, por otro, en procesar dichas experiencias a través de procedimientos estructurados. En este caso, la estimulación bilateral, que puede ser:

Esto facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional. Es el terapeuta quien guía el proceso y quien toma las decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención.

 

Por ello, mi trabajo en terapia se basa en poder identificar, conjuntamente con el paciente, cuál es el problema específico, que será el foco del tratamiento. A través de la descripción que el paciente aporte de dicho incidente y, apoyado por el terapeuta, se podrán seleccionar los aspectos más importantes de dicho acontecimiento y aquellos que más angustia generan.

La meta final es que el paciente logre procesar la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una "resolución adaptativa" o, lo que es lo mismo: Reducir los síntomas, cambiar el sistema de creencias, posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

 

EMDR es un abordaje efectivo, probado científicamente y usado por distintos países como abordaje de elección para distintos tratamientos.

Instituciones como APA (Asociación Americana de Psicología), el NICE (Instituto Nacional para la Excelencia Clínica), el departamento de Salud de Reino Unido, Irlanda del Norte, Holanda, Francia o la OMS (Organización Mundial de la Salud), han declarado el EMDR junto con la terapia cognitivo-conductual (TCC) como los tratamientos de elección con apoyo empírico para el tratamiento del trastorno de estrés postraumático.

Bien es cierto que, actualmente, su aplicación se extiende a un amplio rango de problemas clínicos, demostrando una gran eficacia y rapidez para el tratamientos de duelos, fobias, trastornos de ansiedad, TOC, Trastornos alimentarios, trastornos somatomorfos (fibromialgia, cefaleas) adicciones, y patologías de la infancia y adolescencia (adopciones, trastornos de conducta, hiperactividad, pérdidas, etc.).

 

Psicóloga Terapeuta nivel II en Terapia EMDR
Especializada en Apego, Trauma complejo y Disociación en EMDR
Formación en Trastornos Psicosomáticos con EMDR

 

MUNDOPSICOLOGOS

-

DOCTORALIA

-
Silvia Gutiérrez Prieto - Doctoralia.es